Llegamos para quedarnos

 

Idealistas al fin, teníamos ganas de comernos el mundo, de innovar y de quedarnos en Puerto Rico. Después de dos años de pensarlo y algunas amanecidas después, decidimos aventurarnos a dejar nuestras carreras a un lado para lanzar el primer sharing economy de moda en Puerto Rico. Nos dijeron locos, ilusos y hasta demasiado optimistas, pero así las cosas, ha pasado casi un año desde aquel día y no hemos vuelto a mirar a atrás.

GUILTY nace del eterno dilema de las mujeres de "no tengo qué ponerme" pero aspiramos a algo más. Aspiramos a que la ropa y la moda pueda ser vivida y experimentada más allá de comprada. Nuestra vida, gustos y preferencias son dinámicos. Yo no me visto hoy igual que como lo hacía hace 5 años, incluso tampoco me visto igual que hace 1 año. Sin embargo, nuestro clóset es estático. Es lo que es. 

¿Y si pudiese ser más?

Ese feeling se ha hecho sentir y nuestra plataforma ha crecido rápidamente. A principios de este año GUILTY fue seleccionada (de entre más de 400 empresas emergentes puertorriqueñas) para participar de Pre18, un programa de pre-aceleración para compañías puertorriqueñas en etapas tempranas de desarrollo. Al finalizar dicho programa el pasado mes de junio, la comunidad empresarial puertorriqueña escogió a GUILTY como su startup o empresa emergente favorita por el crecimiento logrado durante su corta trayectoria. A raíz de lo anterior, GUILTY fue seleccionada de entre miles de empresas de alrededor del mundo para participar del prestigioso programa Parallel18, un programa de aceleración global, bajo el cual tenemos la encomienda de llevar a GUILTY de aquí #PalMundo. 

Nos tardamos, pero ya estamos aquí, y llegamos para quedarnos.