GUILTY y la Conveniencia de Siempre Saber Qué Ponerse


Si estas razones no te convencen a suscribirte a la primera membresía de alquiler de ropa en Puerto Rico… no sabemos qué lo hará.

La historia de nuestras vidas: tenemos el clóset lleno y nunca tenemos nada qué ponernos. “Esto ya lo usé la semana pasada”, “esto me queda horrible”, “ya no me sirve”, “ya puse una foto en Instagram”, “esto tiene el zipper roto” decimos todas las mañanas antes de salir de casa. Nos guste o no admitirlo, la realidad es que terminamos con las mismas 4 blusas y 2 pantalones de siempre. Es como una constante batalla de la que nunca podremos salir.

Para llenar ese vacío sentimental que nos dejan las mañanas frente a nuestro clóset (i know… nos fuimos dramáticos, pero quién no lo es cuando se trata de ropa), continuamos comprando más y más ropa que solo nos satisfacerá por un momento, para rápidamente volver a caer en el “no tengo nada qué ponerme”. Si te pones a pensar… es una relación bastante unhealthy, ¿no crees?

Ahora, imagina la posibilidad de siempre tener qué ponerte y de estrenar ropa sin tener que comprarla. Imagina además recibir cuatro outfits cada dos semanas que puedas usarlos, rock them y luego intercambiarlos por los próximos cuatro outfits. Sí, ocho outfits diferentes TODOS LOS MESES sin la necesidad de comprarlos. No te lo imagines más: existe, se llama GUILTY y razones para suscribirte hay de más.

1. No gastas tanto = más $$$

¿Por qué gastar tanto dinero en ropa que sabes que no le sacarás mucho provecho? ¡Después estás con un paro cardiaco cuando ves la cuenta de banco! Para que esos ataques no te pasen, ya te imaginarás la receta de nuestro GUILTY Doctor: únete al squad. Ahorrarás más dinero a largo plazo que estar comprando pieza por pieza. Plus, tienes el perk de estar on point con tus outfits SIEMPRE.

2. Ahorras tiempo

It’s a fact: A las mujeres se nos va la vida pensando qué ponernos. Y la realidad es que deberíamos estar enfocadas en rajar el día y punto. I mean, Girl Bosses! Mark Zuckerberg se viste igual todos los días para no tener que tomar tantas decisiones. Obama también. Con GUILTY ya tendrás tus outfits ready para matar tu día.

3. Puedes intentar tendencias nuevas

Con GUILTY estás up to date con todas las tendencias de moda hasta el último momento. El catálogo añade piezas nuevas todos los meses para que nunca te quedes atrás y seas la beba de la oficina.

4. Olvídate del mall

La pesadez de coger tapones, llegar al mall , buscar estacionamiento, hacer filas es muy intensa. ¿Todo esto para querer verte bien en la fiesta del trabajo? Con tantos eventos que te surgen y lo ocupada que estás, lo ideal es que alguien te entregue ropa diferente todo el tiempo. Simplemente añade tus piezas favoritas a tu clóset virtual de GUILTY y listo.

5. Aportas tu granito de arena al medio ambiente

Porque GUILTY es un servicio de alquiler de ropa, éste reduce el impacto de contaminación ambiental que produce la industria del fast fashion . Al alquilar la ropa empleamos la filosofía de las tres R’s: Reusar, Reducir y Rihanna … embuste Recycle. Para GUILTY esto es sumamente importante.

6. Si cambias de talla, ¡no pasa nada! + Perfect para las embarazadas

Futuras mamis, GUILTY has you covered! No gastes en piezas de maternidad que nunca volverás a usar. Al suscribirte a GUILTY podrás cambiar el size de tu ropa sin ningún costo adicional durante todo tu embarazo. Luego de haber dado a luz revierte tu size y, ¡listo! Y, si alguna pieza que usaste te gustó tienes la oportunidad de pedirla en tu tamaño o comprarla.

7. No tienes que lavar tanta ropa

El laundry viene incluido. Cuando te subscribes pagas una cuota extra de $50, una sola vez, que te cubre el servicio de laundry, entrega y descuento en las piezas que te quieras quedar.

Asume tu rol de GIRL BOSS y atrévete a romper esquemas en donde tú tienes el control completo de tu ropa y suscripción. Aventúrate en lo que GUILTY tiene para ofrecerte y verás que no te arrepentirás. We pinky promise!